nocopias

sábado, 7 de enero de 2017

Entregarse a su pasión Por Josemari Jáuregui





Queridos amigos:

En estos tiempos de aceleración de la energía, en que, más y más de los humanos, nos disponemos a dar los pasos necesarios para efectuar nuestra propia ascensión, creo que, es importante, que cualquier rendija que nos permita acceder  a ese camino, o a su comprensión, es de vital importancia, para allanarnos el camino, o, al menos, hacerlo más transitable cada vez.

Hace no muchos días, envié un correo sobre la forma geométrica de la ascensión, definiéndola, como una espiral ascendente, de diámetro decreciente, de tal manera que, al ir subiendo por sus espirales, se acelerara la vibración de quienes transitamos ese camino.

Esto es una regla general que se observa en 3D completamente, los que conozcan los Orgonites, habrán observado que, casi todos tienen una espiral de cobre o bronce, de diametro decreciente hasta que termina en la punta, favoreciendo así que, las energias electromagnéticas, u otras, que pasan por la espiral (captadas antes por las limaduras de hierro en la base) vean elevada su frecuencia, y dejen de ser nocivas para los humanos.

Si se me dice que otros orgonites tienen un cuarzo en la punta, puedo contestar que, el cuarzo, aunque cristaliza en forma de prismas hexagonales exteriormente, en el interior tiene dos espirales que en la parte final también son decrecientes y realizan el mismo, si no mayor efecto aún.

Y es que, visualizarnos a nosotros mismos, por un tobogán, como los de los Aquapark, pero ascendientes, y con espirales cada vez más apretadas, también sube nuestra vibración.

Bien, la otra parte que quiero compartir, respecto a la ascensión, es la Actitud, a la hora de permitir que nuestro Ser Superior se instale completamente en nosotros Realizándonos.

La actitud que perseguían los antiguos samurai antes de un combate a muerte, era la de equilibrio perfecto y armonía interna, a fín  de que, durante el combate, los movimientos o katas con la espada, fueran el máximo de eficaces, adecuados, fluídos, y correctos, o sea, pefectos, tal y como los habían entrenado innumerables veces en su Dojo, y permitiendo que su ser interno guiara su intención  y ejecución, con mucha más perfección que su mente consciente, de tal manera que, quien  mejor conexión interna tenía, mejor realizaba el combate y vencía, por eso vemos en las peliculas de Artes Marciales que, los Maestros, aunque fueran ancianos, eran los más temibles, puesto que, habían fortalecido su conexión interna, mucho más que los jovenes, supuestamente más fuertes, pero menos trabajados por dentro.

En los tiempos modernos actuales, se han desarrollado técnicas, para hacer esto mismo, con los deportistas de élite, tenistas, futbolistas etc. de manera que, se hacen ejercicios repetitivos de por ejemplo un "Smash" para interiorzarlo en el cuerpo fisico, y también se entrenan visualizando una y otra vez, ese Smash, como ejecutando  la perfección, Nadal, Djokovik,  y muchos otros, lo practican cada vez más.

Los samurais, que apreciaban la caligrafía, casi tanto como la esgrima de espada; antes del combate, dibujaban en un papel un círculo, como test de equilibrio interior y armonía; cuanto más perfecto les salía, significaba que estaban más equilibrados y  conectados interiormente.

Otro ejemplo, que me ha hecho pensar mucho, lo he obtenido de la película "Billy Elliot", hermosa y humana, que supongo habréis visto casi todos.

Trata de un niño/adolescente hijo de un minero inglés de carbón, que siente una PASIÓN irrefrenable por bailar, PASIÓN que superó el miedo a que lo consideren marica, su familia y el pueblo en que vive, o el freno que le pone su timidez.

Sin embargo, cuando se va a examinar, para ver si lo aceptan en la Escuela de Danza, después de hacer una exhibición a su manera, en la que se despendola a tope, le preguntan, ya al irse, que siente cuando baila y es esclarecedor su respuesta, tanto como para que lo tengamos en consideración:

 Cuando me pongo a bailar, al principio, empiezo despacio, pero,enseguida, todo desaparece de mi mente, y yo sólo soy baile. (o sea, me convierto en aquello que es mi pasión).

Es la descripción más simple de que se poduce un ENTRADA DE SU SER SUPERIOR EN SU CUERPO Y TOMA EL CONTROL ABSOLUTO DE ÉL, EJECUTANDO LA PERFECCION DE SUS PASOS, Y, A LA VEZ, HACIÉNDOLE SENTIR CONTENTO Y FELIZ, MIENTRAS CREA ESA DANZA ÚNICA.

Ese bandono a nuestra PASIÓN INTERIOR, sea la que fuere, es una puerta a la Realización de nuestro Ego/Personalidad con nuestro Ser Interno, que permitirá que, se vaya manifestando más y más, hasta que nuestra mente consciente, esté fundida con nuestrro subconsciente e inconsciente y seamos UNO.

Es desde esa unificación, que las cosas salen perfectas (como así somos en Realidad), sin esperar que nos saldrán bien, sólo sabiendo que SIEMPRE SALEN PERFECTAS, DESDE ESA POSICIÓN.

Así, en cuanto la practiques, y la vayas haciendo Ordinaria en tu vida, CREA, CREA, y CREA, tu  nueva Realidad, a tu gusto, porque estás volviéndote un CREADOR CONSCIENTE, o más bien, UN CREADOR UNIFICADO  QUE REALIZA SU VERDAD.

Con amor,

                      Josemari Jáuregui







https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   
Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com .es/



1 comentario:

Publicar un comentario