nocopias

lunes, 6 de marzo de 2017

El Arcángel Metatrón ¿Quién es y qué significa?

Resultado de imagen de angel metatron enoch




El Arcángel Metatrón  ¿Quién es y qué significa?



Uno de los libros más antiguos del judaísmo, el Libro de Enoc, que todavía se conserva en algunos códices de la Biblia Septuaginta, menciona a un gran arcángel que recibió de Dios el derecho a sentarse en un trono en el cielo. Su nombre es Metatrón, que posiblemente signifique “el que comparte el trono”, “el que guarda” o “el que se sienta detrás del trono de Dios”. Este gran arcángel tiene un lugar importante en el judaísmo místico y en el pensamiento de la Nueva Era.
La historia de Metatrón
Enoc, el abuelo de Noé, es un místico que visita el Cielo en distintas visiones. En una visión, Enoc tiene la misión de interceder con Dios en favor de los ángeles caídos. En otra visión, ve a los querubines en el Cielo, a quienes describe como seres de fuego. Más adelante, es llevado por el arcángel Miguel al cielo más alto.
Enoc también viaja en sus visiones o sueños al árbol de la sabiduría. Al final de sus visiones, Enoc se transforma en el arcángel Metatrón, un poderoso arcángel a quien también se le llama el pequeño Yahweh.
Metatrón en los textos judíos
Aunque la Torah y la Biblia mencionan que el profeta Enoc una larga vida y fue llevado al cielo sin morir (Génesis 5:23-24), los textos del Libro de Enoc fueron excluidos del canon formal del judaísmo, y por lo tanto tampoco son aceptados por las escrituras cristianas. Aún así, el arcángel Metatrón fue muy importante en el judaísmo místico medieval y aparece mencionado en el Talmud. En la tradición rabínica, es el más alto de todos los ángeles y sirve como escriba celestial.
·         El Libro de Enoc, perteneciente a la tradición Merkavah (3 Enoc o Sefer Hekhalot), describe la transformación de Enoc en el arcángel Metatrón. En este libro, el mismo Metatrón dice que YHVH le llamó “el YHVH menor”. El narrador, Rabbi Ishmael, describe a Metatrón de dos maneras: como un ángel primordial (9:2–13:2) y como el ser en que se transformó Enoc.
·    El nombre de Metatrón aparece también escrito de dos maneras. Un nombre tiene seis letras (מטטרון)y otro siete (מיטטרון). Se piensa que el primero es el Enoc transformado en ángel mientras que el segundo es el Metatrón primordial, una emanación de Dios. Metatrón es la décima y última emanación. Se relaciona con la Presencia Divina en la Tierra.
·   El Zohar, texto principal que se asocia con la Cábala, llama a Metatrón "el Joven”, el mismo título con que aparece en 3 Enoc y que podría significar “sirviente”. Este texto identifica a Metatrón con el ángel que guió a los israelitas en el éxodo.
·  El Zohar también describe a Metatrón como “el rey de los ángeles” que reina sobre el árbol de la sabiduría o árbol del conocimiento del bien y el mal. (Zohar 49, Ki Tetze: 28:138)
·   El Zohar Bereshit 51:474 dice que cuando Enoc estaba en la Tierra, se dedicó a escribir un libro que contenía los secretos de la sabiduría hasta que fue llevado al Cielo para convertirse en ángel. Dios le permitió a Enoc continuar este mismo ministerio en el Cielo.
· En el Zohar Bereshit 51:475 dice que todos los secretos sobrenaturales fueron puestos en las manos de Metatrón y que él los ponía en las manos de quien los mereciera.
·   El Talmud menciona en Hagiga 15a que Dios le permitió a Metatrón sentarse en su presencia por su trabajo como escribano de los méritos de Israel.
El ángel patrón de los niños
Metatrón es el ángel patrón de los niños por su papel en el Zohar como el ángel que guió al pueblo de Israel en el desierto hacia la Tierra Prometida. Él guía a los niños tanto en la Tierra como en el Cielo. Ayuda a los niños índigo y cristal a superar los obstáculos de su evolución. Los padres pueden pedir a Metatrón que los guíe para poder ayudar a sus hijos en su educación, espiritualidad y el desarrollo de sus habilidades psíquicas.
Jefe de los ángeles de la muerte
Por ser un ángel que una vez ser humano, a Metatrón se le asocia con los arcángeles Gabriel y Samael cuando trabajan como ángeles de la muerte. Metatrón los supervisa cuando ayudan a las almas a hacer su transición del plano físico al espiritual.
Guardián de los registros akásicos
Los ángeles guardianes pueden consultar a Metatrón en su rol de guardián de los registros akásicos. De esta manera, Metatrón ayuda al ser humano a perfeccionar su alma. Los registros akásicos son una manera de explorar las vidas pasadas pues contienen “la mente de Dios” o la memoria de todo lo acontecido desde el principio de los tiempos. Metatrón tiene acceso a la sabiduría divina, que ofrece a los ángeles guardianes para ayudar a los seres humanos en su evolución.
Ángel iluminador
El arcángel Metatrón se encarga de dirigir la ascensión y activación del cuerpo de luz del ser humano. Es un ángel poderoso que, porque fue humano, conoce el camino de la iluminación.

Su significado más importante para quien desea caminar hacia Dios es que representa el potencial de transformación y purificación del alma cuando se propone trascender la materia para unirse al espíritu puro de la Divinidad.


Resultado de imagen de angel metatron enoch



El libro de Enoc

Mucho de lo que se sabe hoy en día acerca de los ángeles proviene del texto bíblico llamado el Libro de Enoc, que es la historia de un hombre que se convirtió en ángel.
¿Quién fue Enoc?
Enoc fue el hijo Jared, padre de Matusalén, y bisabuelo de Noé. Según la Biblia, Enoc vivió 365 años. La Biblia dice que Enoc "caminó con Dios, que no fue más, porque Dios se lo llevó" (Génesis 5: 21-24). El nuevo testamento cristiano tiene tres referencias a Enoc, desde el linaje de Set, hijo de Adán. (Lucas 3:37, Hebreos 11: 5, Judas 1: 14-15). En el islamismo, el profeta Henoc es conocido como Idris por algunos ulemas.
¿Qué dice el libro de Enoc?
El Libro de Enoc se divide en tres libros. El primer libro se encuentra en la Biblia etíope. Se piensa que se escribió entre los siglos III A.C. y I A.D. También se encontraron fragmentos de este libro en los rollos del Mar Muerto, que conservan la lista más antigua de nombres de ángeles. Según este libro, ángel más grande es Yahvé (el Señor), el que creó la vida.
El segundo Libro de Enoc se encuentra en la Biblia eslavona y se piensa que fue escrito en el siglo I A.D. El tercer Libro de Enoc es un texto cabalista rabínico escrito en hebreo que proviene del siglo V A.D. Se han encontrado también fragmentos de un cuarto libro.
Según la autora Margaret Barker en su libro An Extraordinary Gathering of Angels, los fenómenos naturales son representados como ángeles en el libro de Enoc, y el conocimiento de los ángeles era el depósito del conocimiento científico de aquellos tiempos.
Estos libros cuentan cómo Enoc fue llevado al cielo. Allí estuvo frente a lo más sagrado y un ángel le mostró el corazón de la creación, los secretos de los fenómenos naturales y cómo la unidad del todo, o el Reino, se divide para convertirse en la creación visible.
Los ángeles en el libro de Enoc
En su recorrido por los cielos, Enoc vio muchos tipos de ángeles. Vio una casa de llamas y cristal: los querubines. Dentro de esa casa había otra donde se encontraba la Gran Gloria, Yahvé, en un trono con un gran grupo de ángeles ante él.
Enoc también vio al arcángel Miguel, quien lo llevó por los diferentes niveles del cielo, donde vio serafines, querubines y ofanim, poderes de la tierra y del agua, principiados y al Mesías. Solo los arcángeles Miguel, RafaelGabriel y Phanuel podían entrar y salir del salón del trono.
Enoc también vio el lugar donde estaban presos los ángeles rebeldes, o ángeles caídos, Azazel y Semhaza.
Enoc aprendió además los nombres de los siete arcángeles: Uriel, que estaba a cargo del mundo y del inframundo; Rafael, a cargo de los espíritus humanos; Raguel, un ángel vengador; Miguel, el encargado de las personas buenas y del caos; Gabriel, encargado de los querubines, las serpientes y el Paraíso; y Remiel, el encargado de los resucitados.
Al final de su recorrido y aprendizaje en el cielo, Enoc se transforma en el gran ángel Metatrón, también conocido como el pequeño Yahvé.
Significado de un encuentro con ángeles
La lección más importante del libro de Enoc podría ser el significado de su encuentro con los ángeles. Al ser tocado por los ángeles, Enoc adquirió un conocimiento que iba más allá de lo que la mente humana puede llegar a conocer. Así se convirtió en ángel él también. Su encuentro con la sabiduría divina lo transformó hasta lograr su propia ascensión.







https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   
Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com .es/



2 comentarios:

  1. Aunque ustedes ya lo saben, quiero recordarles que Dios, después de sacar de Egipto al pueblo de Israel, destruyó a los que no creyeron en él. Así pasó también con los ángeles que rechazaron y abandonaron el lugar de honor que Dios les había dado. Dios los tiene atados para siempre con cadenas, y están encerrados en lugares oscuros, hasta que llegue el gran día del juicio final. Algo parecido les sucedió a los que vivían en Sodoma y Gomorra, y en las ciudades cercanas. Los que vivían allí pecaron y practicaron todo tipo de relaciones sexuales prohibidas. Por eso Dios los castigó y los arrojó al fuego que nunca se apaga, para que sufran allí. Que esto sirva de advertencia para todos nosotros. Lo mismo les va a pasar a los malvados de quienes les estoy hablando. Porque con sus locas ideas dañan su cuerpo, rechazan la autoridad de Dios e insultan a los ángeles. Ni siquiera Miguel, el jefe de los ángeles, se atrevió a hacer algo así. Cuando Miguel peleaba con el diablo para quitarle el cuerpo de Moisés, no lo insultó, sino que sólo le dijo: «Que el Señor te castigue». Sin embargo, esta gente insulta hasta lo que no conoce. Se comportan como los animales, que conocen las cosas pero no las entienden, y por eso terminan destruyéndose a sí mismos. ¡Pobre gente! Se portan como Caín. Y por el afán de ganar dinero, cometen el mismo error que cometió Balaam. Son tan rebeldes que morirán como murió Coré. Es una vergüenza que esas personas vayan a sus fiestas de amor, pues comen y beben sin ningún respeto. Son líderes que sólo se preocupan de ellos mismos. Son como nubes sin agua, que el viento lleva de un lado a otro. Se parecen a los árboles que no dan fruto, pues han sido arrancados de raíz y están totalmente muertos.
    Judas 1:5‭-‬12 TLAD
    http://bible.com/178/jud.1.5-12.TLAD

    ResponderEliminar
  2. Aunque ustedes ya lo saben, quiero recordarles que Dios, después de sacar de Egipto al pueblo de Israel, destruyó a los que no creyeron en él. Así pasó también con los ángeles que rechazaron y abandonaron el lugar de honor que Dios les había dado. Dios los tiene atados para siempre con cadenas, y están encerrados en lugares oscuros, hasta que llegue el gran día del juicio final. Algo parecido les sucedió a los que vivían en Sodoma y Gomorra, y en las ciudades cercanas. Los que vivían allí pecaron y practicaron todo tipo de relaciones sexuales prohibidas. Por eso Dios los castigó y los arrojó al fuego que nunca se apaga, para que sufran allí. Que esto sirva de advertencia para todos nosotros. Lo mismo les va a pasar a los malvados de quienes les estoy hablando. Porque con sus locas ideas dañan su cuerpo, rechazan la autoridad de Dios e insultan a los ángeles. Ni siquiera Miguel, el jefe de los ángeles, se atrevió a hacer algo así. Cuando Miguel peleaba con el diablo para quitarle el cuerpo de Moisés, no lo insultó, sino que sólo le dijo: «Que el Señor te castigue». Sin embargo, esta gente insulta hasta lo que no conoce. Se comportan como los animales, que conocen las cosas pero no las entienden, y por eso terminan destruyéndose a sí mismos. ¡Pobre gente! Se portan como Caín. Y por el afán de ganar dinero, cometen el mismo error que cometió Balaam. Son tan rebeldes que morirán como murió Coré. Es una vergüenza que esas personas vayan a sus fiestas de amor, pues comen y beben sin ningún respeto. Son líderes que sólo se preocupan de ellos mismos. Son como nubes sin agua, que el viento lleva de un lado a otro. Se parecen a los árboles que no dan fruto, pues han sido arrancados de raíz y están totalmente muertos.
    Judas 1:5‭-‬12 TLAD
    http://bible.com/178/jud.1.5-12.TLAD

    ResponderEliminar